Curia Católica busca reconciliación con Evangélicos en México

por Ar Ugalde y LJAU Comunicaciones 26/01/2016 10 comentarios

Curia Católica busca reconciliación con Evangélicos en México

La semana pasada aconteció una reunión cerrada, con al menos unos 20 líderes evangélicos de la República Mexicana y un enviado papal con un mensaje de parte de la curia Católica para los evangélicos de México. Su mensaje y petición: la reconciliación y la solicitud de permitir dar este mensaje en cada iglesia evangélica del país, al menos de las denominaciones que cada uno de estos líderes representaban.

Al mensajero del papa en ese momento se le dio una respuesta: al menos uno de ellos no le dio la bienvenida y a penas dos, abiertamente y sin restricción alguna, le dieron la bienvenida, le abrieron las puertas de sus iglesias. Las intenciones de la Iglesia Católica Apóstolica y Romana, son reconciliarse con todos los ciudadanos del mundo, tanto más con todas las religiones del mundo, bajo la consigna de “todos somos creyentes e hijos de Dios”, argumentó este emisario.

Clara y fuerte fue la respuesta, no señor, no todos somos hijos de Dios, todos somos creación de Dios pero no todos somos hijos de Dios, los hijos son aquellos que guardan y hacen cumplir los mandamientos de Dios y quienes han recibido al Señor Jesús como su único y suficiente salvador, (Jn 1.12) y los católicos en general, vale decir, no quieren guardar los mandamientos de Dios, prefieren guardar los mandamientos de su iglesia y su tradición.

La reconciliación es necesaria argumentó el enviado, “ya fue suficiente que los evangélicos sean los hermanos (rechazados, marginados o) separados”,señaló y agregó hasta con lágrimas en los ojos, “se requiere la unidad de los creyentes”. Pero la respuesta no es otra sino la antigua y bíblica: ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? (2a Co 6.14). Y se le explicó en ese momento, como a todos los católicos por este medio, que uno de los diez mandamientos sentencia “no te harás imágenes ni escultura, ni te postraras ante ellos, ni las honrarás” (Lv 26.1; Dt 4.16; Dt 4.23; Dt 5.8; Dt 27.15).

Porque vale resaltar, son Dios, el Espíritu Santo y Jesús los únicos que merecen honra y nunca a través de imágenes ni esculturas, además se le mostró claramente que no es bienvenido ni el emisario, ni el propio papa Francisco, y se le transmite este mensaje a él y todos los católicos, como está escrito: “Sea con vosotros gracia, misericordia y paz, de Dios padre y del Señor Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y en amor. Mucho me regocijé, porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad,conforme al mandamiento que recibimos del Padre. Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros. Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento que andéis en amor, como vosotros habéis oido desde el principio. Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo. Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibas galardón completo. Cualquiera que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ese sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa ni le digáis: ¡bienvenido!” (2 Jn 1). De tal modo, la curia católica debe saber que el amor a Dios implica retirar dioses ajenos, esculturas, imágenes y el culto que generan, pues este es mandato de Dios.

La reconciliación no puede ocurrir de otra manera. Porque también hay que referir que la reconciliación mundial implica olvidar los millones de sacrificados por la Santa Inquisición Católica, que prohibió la lectura bíblica entre muchas otras atrocidades desde el s. XII hasta el moderno s. XX; olvidar también, el engaño a los indios de América Latina con falsas apariciones curiosamente todas, en los lugares de culto indígena e idénticas todas a lo largo del continente durante la conquista española - católica desde el s.XVI, engaños aceptados por dirigentes católicos en honor a la verdad, quienes tras señalar dichos engaños fueron excomulgados.

Así también, la reconciliación implica olvidar la indiferencia de la curia Católica ante las necesidades mundiales de alimentación y salud, principalmente, observadas en África (zona musulmán) y todas las zonas de guerra en el mundo, incluido el Holocausto Judío de la 2aGuerra Mundial; olvidar incluso, la persecución masiva que fieles Católicos han ejercido ante los ojos indiferentes de sus líderes contra todo aquel que se reconozca no católico desde España, pasando por África hasta Chiapas, México.

Persecuciones que tan solo en Chiapas México, sumarían cientos de asesinados y miles de desplazados desde que entró el protestantismo aproximadamente en los años 80 hasta 2016, motivo evidente de porqué fue incluido este estado en la agenda de la visita del papa en su recorrido por el país, para alentar a los fieles católicos a seguir ejerciendo presión a los evangélicos. Reconciliar sin corregir el error, es tanto como pedir a una novia que reciba a su novio por enésima vez quien le ha hecho la vida de imposible.

El novio ha manipulado a su novia sometiéndola, dominándola, pero vuelve cada vez a pedir reconciliación sin mostrar un cambio, arrepentimiento y, o medidas para evitar seguir explotándola o manipulándola; un día la novia terminará dejándolo si el novio no cambia. Así la curia Católica pretende reconciliar lo irreconciliable, si bien que su origen fue en Cristo ha manipulado y explotado a sus seguidores algunos de los cuales (de la misma forma que la novia deja a su novio), han dejado al catolicismo para atender a la verdad bíblica, pues el catolicismo no acepta que Jesús es el camino la verdad y la vida, tanto no lo aceptan que siguen sosteniendo su fe en imágenes y esculturas, todas ellas lejanas al principio de amor que dicta no hacer imágenes ni esculturas y establecer la fe sólo en su autor: Jesús (Heb 12.2).

No basta, por ejemplo, que desde 1984 el curia Católica haya intentado la reconciliación con la Iglesia Luterana Mundial, al menos en la doctrina de la Justificación, que implicó la “división” de la iglesia desde el s. XVI; no basta que en 1994 y 1999 se hayan firmado ciertos acuerdos a ese respecto y que hoy día impliquen dichos acuerdos ser los primeros pasos de la supuesta reconciliación reflejada tal vez por la reciente noticia de que el Papa Francisco asistirá a la conmemoración de los 500 años de la Iglesia Luterana Mundial el próximo 31 de octubre.

Lo anterior, pese aque el Papa de Benedicto XVI hace apenas 3 años, mediante su vocero Koch señalara que no habría tal reconciliación pues aquellos (luteranos y protestantes en general) habrían pecado y se mantenían en dicho pecado por lo cual estaban condenados. Esto pues, deja ver, por un lado la intención de reconciliación de la curia católica, pero por otro, la incoherencia de las formas y contenidos que ha mostrado históricamente la Iglesia Católica que en sus dogmas estipulan una cosa, pero por tradición deciden hacer otra, contraria muchas veces a los principios bíblicos.

Es así como, una parte de creyentes cristianos evangélicos o protestantes sostenemos razones para decirle al Papa Francisco que NO es bienvenido como líder creyente; le damos la bienvenida como titular del Estado Vaticano, como quien recibe al mandatario de una nación no como líder espiritual responsable, ni como ministro, emisario o sucesor de Cristo, y mucho menos como misionero de paz, pues según la Biblia no puede serlo, debido a que es el líder solo del catolicismo, el mismo organismo responsable de muertes, sacrificios e indiferencia ante muchas atrocidades, sin mencionar los abusos a infantes en los últimos años, pero que a lo largo de la historia ha demostrado que sus intereses han sido más importantes que la vida de los creyentes mismos.

Por eso mismo, el catolicismo tiene también en su contra, no sólo impedir el libre estudio y aplicación de los principios bíblico cristianos, sino que aplica sólo aquellos que le convienen para permitir el uso de imágenes, esculturas y el culto entorno a ellas “para no perder feligreses”, dejando de lado la verdad que Dios ha dejado escrita en su palabra, La Biblia. Así pues, es imperante dejar claro que de todos los profetas, líderes y personajes de culto de todas las religiones el único que dejó su tumba vacía fue Jesús por ello merece honra, pues sólo Él padeció, murió y volvió a vivir por el amor y poder de Dios para libertad de la humanidad, de tal forma el autor y consumador de la fe es Él y nadie mas, ni siquiera el culto a la escultura o imagen de la mal llamada madre Dios, culto que en otro artículo ahondaremos. Baste por ahora puntualizar que el catolicismo cifra su fe en sus imágenes, esculturas y el culto que éstas generan, contrario al mandato bíblico, en tanto que el cristianismo evangélico cifra su fe sólo en Cristo, por tanto no puede haber reconciliación alguna entre la luz y las tinieblas.


10 comentarios hasta ahora

Escribe un comentario
  1. ISRAEL MIRANDA
    ISRAEL MIRANDAAutor 14/03/2016

    Hola a todo el Pueblo Cristiano. Son muy interesantes y muy respetables todos los comentarios expresados en torno a este artículo. Aunque tengamos diferentes puntos de vista y distintas opiniones es un hecho que la obra que Nuestro Señor está haciendo en este tiempo, sobre todo en América Latina, tiene muy preocupados a los lideres católicos en todas partes. Es por ello que buscan esa "reconciliación". No es otra cosa que otro intento por frenar el avance de la Obra de Nuestro Señor Jesucristo a traves de su iglesia, los que SI lo hemos creído en Cristo y lo hemos recibido como Nuestro Señor y Salvador. Es muy acertado lo que dice el Pastor Alberto Arenas que el que hayamos entendido el mensaje de Cristo eso no nos hace ni nos convierte en enemigos de nadie que piense ó crea de manera contraria a los que dice la Biblia. Mis Amados Hermanos los exorto a que doblemos nuestra rodillas y clamemos a DIOS pidiendo que nos use, a ti y a mi, con nuevas estrategias, con más unción y con más revelación de su palabra para alcanzar a aquellos que todavía no le han rendido su vida al REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Cuidemos nuestra lengua, cuidemos de dar buen testimonio. Que nuestro estilo de vida sea siempre un testimonio vivo y palpable de la obra redentora y transformadora que hace Nuestro Señor en las vidas de las personas. "¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!" Salmo 133:1 "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de DIOS." JUAN 1:12 DIOS LES BENDIGA.

  2. Gerardo Pérez
    Gerardo PérezAutor 04/03/2016

    Bueno, más que un artículo se trata de una exposición doctrinal, subjetiva y anquilosada. En un mundo revolucionado por la "intelligentsia", que cada vez se vuelve más común, los argumentos doctrinales expuestos en este artículo parecen ser más propios del siglo XIX y hasta mediados del XX. No puede ser expuesta la fe cristiana como si nuestra manera de comprender a Dios no evolucionará.

  3. ricardo200860@gmail.com
    ricardo200860@gmail.comAutor 10/02/2016

    no creo en esta reconciliacion, lo unico que puede ayudar es que dejen de ser hipocritas y que se arrepientan.

  4. Ma. Guadalupe Galindo
    Ma. Guadalupe GalindoAutor 29/01/2016

    El papa Francisco no debe buscar la reconciliación en la Iglesia Evangélica, sino en la Católica; a la luz de las Escrituras, dando pasos de fe y confiado en Dios, siendo valiente y produciendo cambios en el Vaticano, predicando la Palabra tal como está escrita, si, realmente, lo que busca son cambios para actuar de acuerdo al Evangelio. Pero si lo que busca es que sea reconocido como líder espiritual mundial no lo va a lograr entre los hijos de Dios. Sólo a Dios honor, honrra y Gloria.

  5. David Paredes
    David ParedesAutor 29/01/2016

    Los cristianos evangélicos no podemos ser complices de un sistema político religioso que tanto daño ha causado a la humanidad. Dios y la historia nos juzgarían

  6. ALBERTO ARENAS MUÑOZ
    ALBERTO ARENAS MUÑOZAutor 29/01/2016

    LA PAZ ES UNA CONDICION SIEMPRE POSITIVA, LA ACTITUD DEL ESCRITOR REFLEJA INTRANSIGENCIA Y CIERTO CORAJE, SOY PASTOR EVANGELICO Y ESO NO ME HACE ENEMIGO DE LOS CATOLICOS, NI DE LOS BUDISTAS, NI DE LOS MUSULMANES, NI DE NADIE. RESPETO LAS CREENCIAS DE CADA UNO Y EL HECHO DE NO COMPARTIRLAS NO ME IMPIDE TENER AMIGOS ENTRE ELLOS. OJALA PUDIERAMOS VIVIR TODOS EN ARMONIA RESPETANDO LAS IDEAS Y CREENCIAS DE CADA QUIEN.

  7. guillermo
    guillermoAutor 28/01/2016

    la verdad debe reinar por encima de todo soloCristo es el unico verdadero lider del pueblo evangelico.

  8. Juan Pa
    Juan PaAutor 28/01/2016

    Qué tristeza da leer este artículo. Definitivamente quien así responde es una persona que no está llena de valentía sino de odio, resentimiento y lo peor que es esclavo del demonio, padre de toda división. Más aún, en algunos casos habla sin conocimiento. Que espíritu de fariseísmo hay en el redactor de este artículo. Qué dolor. Que dolor que el cuerpo Místico de Cristo esté roto por causa de los "santos" puritanos inquisidores de la época. Dios tenga misericordia del Pueblo de Dios.

  9. maria de jesus palafox
    maria de jesus palafoxAutor 28/01/2016

    Este artículo de Curia Católica me parece muy interesante, ya que el dirigente de la Iglesia Católica efectivamente no es un LIDER ESPIRITUAL MUNDIAL, La iglesia Católica siempre ha efatizado respecto del ecumenismo (movimiento surgido según ellos por la gracia del Espíritu Santo para restablecer la unidad de todos los cristianos, pero sostenido su falsa doctrina. en mi opinión no es bienvenido esta autoridad del Estado Vaticano hablando políticamente. Les envío un gran saludo La paz sea con ustedes.

  10. León García
    León GarcíaAutor 28/01/2016

    Dios bendice, excelente respuesta, oramos para que haya más pastores valientes... Dios bendice

Añada un comentario ¡Sus datos están protegidos! Su correo electrónico no será publicado. No compartimos la información de nuestros usuarios con terceros. Todos los campos son requeridos.